Espacio ajeno

Espacio Ajeno (2016)

 Instalación: Maquetas hechas de tierra, ceniza, cartón y silicona.

Exposición Individual “Espacio Ajeno” Galería Bech, Santiago de Chile.

ESPACIO AJENO se construye a partir del relato de un ciudadano peruano, José Rodríguez, residente en Chile hace 13 años. Por medio de un audio, él describe el espacio habitacional donde durmió en su infancia, construcción emplazada en la cuidad de Tarapoto del departamento de San Martín, en plena selva peruana. En contraste, José describe después el espacio habitacional donde llegó a dormir en sus primeros quince días en Santiago, hacinado en un habitáculo de 1,5 x 2 x 2 metros, compartido con otras tres personas más, dónde dormían, cocinaban e incluso comían en el mismo lugar y al mismo tiempo.

El proyecto consta de una instalación compuesta por dos piezas conectadas: La primera corresponde a una maqueta escala 1:3 de un espacio de 66 x 50 cm construido en madera y tierra de hojas, elaborado a partir del relato de audio antes mencionado. La segunda corresponde a otra maqueta en escala de 1:3 de un espacio de 134 x 100 cm construido en madera y ceniza pulverizada, elaborado también a partir del relato de audio. Ambas piezas son soportadas por una estructura de madera que conecta ambos objetos y lo unifican, siendo un objeto transitable, donde es posible hacer comparaciones entre las dimensiones y espacialidades que tiene cada construcción. Los materiales con los que se arman los espacios-habitaciones (tierra y ceniza) son de dos fuentes: el primero, un material orgánico estructural dentro de construcciones; el segundo, un residuo de un proceso de combustión.

 

Anuncios

Gato por liebre

Gato por liebre (2016)

Instalación: Cerámica, Yeso piedra, Resina poliéster, Porcelana y silicona con pigmentos. 170x100x80 cm.

Exhibida “Zonas en disputa” en el Museo de Arte Contemporáneo, Santiago de Chile.

“Gato por libre” es trabajo que hace referencia hacia la popular escultura “Caupolicán” del pionero de esta técnica en Chile: Nicanor Plaza. La obra supone retratar al toqui Caupolicán registrado por Alonso de Ercilla en su famosa pieza literaria “La Araucana”. La pieza fue participe de salón de yeso de París en el año 1866, donde fue presentada como “The last of Mohicans” (El último de los Mohicanos), representando a indígenas que habitaron la zona norte del continente americano. Tras no ganar, Plaza volvió a presentar la obra en la exposición de Artes e industria en 1872, obteniendo el primer lugar luego de cambiarle el nombre a “Caupolicán”. La escultura ha sido polémica, pues no representa la morfología de un mapuche. Los aros en la oreja y su penacho (tocado de plumas) no coinciden con la figura del toqui descrito por Alonso de Ercilla, cuestión evidente si nos remitimos al real motivo de su creación.

Por medio de reproducciones de una escultura de mala calidad encontrada en un persa en Valparaíso, realizado en materiales de diverso origen —nobles y no tanto—, se disponen distintas figuras, de diferentes acabados y formas, que remiten a al modelo propuesto por Plaza para catalogar a un mapuche, enarbolando la pregunta sobre las múltiples formas en que este sujeto puede representarse.

gato-por-liebre-detalle-1gato-por-liebre-detalle-2gato-por-liebregato-por-liebre-generalgato-por-liebre-3gato-por-liebre-4

Fotografías: Diego Argote

Vivienda predeterminada

Vivienda predeterminada (2016)

 Instalación: Coligues, Madera y luz dirigida, 5×3,5 metros.

Exposición “Zonas en disputa” en el Museo de Arte Contemporáneo, Santiago de Chile.

Exposición “Colección post 90” Museo de Arte Contemporáneo, Santiago de Chile.

“Vivienda predeterminada” Es una instalación que aborda el problema habitacional, desde lo general hasta un asunto especifico, en este caso, el proyecto de vivienda social mapuche de Undurraga Devés Arquitectos, generado el año 2011 para beneficiar a 25 familias mapuches dispuestas a insertarse en la sociedad “moderna” sin perder sus “tradiciones y costumbres”. Este proyecto habitacional, impulsado por el Ministerio de la Vivienda y la fundación Un Techo para Chile tomó una vivienda social de 61 metros cuadrados y 2 plantas como base para la construcción de un modelo de casa contemporáneo-mapuche, combinando lo funcional de un espacio tradicional actual con una ruca, interviniendo la fachada de este inmueble con ventanales cruzados con coligües, árbol nativo dispuesto ahí para simular la sombra de los troncos por dentro. Dicho procedimiento arquitectónico parece ser puramente estético y sin ninguna funcionalidad real, ni consciente de la construcción de la identidad de un mapuche. De acuerdo a una entrevista al grupo de arquitectos: “La luz tenue y fragmentada al interior de las viviendas evoca una atmósfera que nos remite a la penumbra de las rukas, dando lugar a un tiempo propio, diferente al que corre afuera en la ciudad”. El trabajo consta de una instalación símil a escala de la fachada de esta vivienda social mapuche, dispuesta de manera vertical, permitiendo su recorrido bajo luces dirigidas que realizan sombras duras sobre la superficie del suelo. Además, este proyecto consta de un material de uso, dispuesto al costado del trabajo, dónde indica las acciones que se debe realizar bajo este soporte, satirizando la interacción que el proyecto propone.

vivienda-predeterminada-24vivienda-predeterminada-5vivienda-predeterminada-6vivienda-predeterminada-2vivienda-predeterminada

Domo

Domo (2016)

Vídeo, 18 minutos.

Exhibida “Zonas en disputa” en el Museo de Arte Contemporáneo, Santiago de Chile.

Domo es una pieza de video en que, por medio de relatos de diversas mujeres mapuches, es posible visibilizar el encuentro de dos saberes que son negados dentro del contexto chileno: La aproximación a una cosmovisión mapuche y el feminismo. El proyecto nace bajo la necesidad de poner en cuestión, por medio de la imagen y el relato de mujeres de diversas áreas, las imposiciones arbitrarias a “mujeres” de un patriarcado que atraviesa también la condición mapuche. La pieza audiovisual trata de pensar la categoría de ser un sujeto femenino e indígena en un mundo patriarcal.

You will never be a Weye (Nunca serás un weye)

You will never be a Weye (2015)

 Video performance, 4:46 minutos.

Exposición individual “Donde no habito” Galería Metropolitana (Santiago) Galería Universidad Católica de Temuco, Galería Activa, Balmaceda (Puerto Montt) y Casa 916 (Concepción) y “Zonas en disputa”, Museo de Arte Contemporáneo, Santiago de Chile.

La historia que se inicia con la conquista europea nos ha negado un conjunto de conocimientos sobre nuestras propias culturas indígenas, negación que también se extiende –por mandato del patriarcado– al dominio sobre nuestras identidades y cuerpos. Antes de la llegada de los españoles a las tierras que están cercadas por las fronteras políticas del estado de Chile, existieron los Machis Weyes: sujetos que no se adecuaban al binarismo de género: podían transitar tanto en lo femenino como en lo masculino, lo político (ligado a los hombres) y lo espiritual (en manos de las mujeres).

Estas prácticas quedaron registradas en la crónica del español Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán, quién describe a los Machis Weyes en su libro Cautiverio Feliz, de 1673: “Este parecía un Lucifer en sus facciones, talle y traje. Andaba sin calzones porque era de los que llamaban hueyes, es decir, nefandos, y de los que entre ellos se tienen por viles, por acomodarse al oficio de mujeres”.

Los Weyes fueron exterminados casi en su totalidad con la llegada de los españoles a las tierras. Su aniquilación se fundamentó, principalmente, a la acusación de cometer el pecado de sodomía, de acuerdo a los mandatos de la religión católica introducida. A partir de esta crónica propongo un cruce con mi propia biografía que parte de la premisa: “en la cultura mapuche no hay maricones”. Esta frase, dicha por mi abuela paterna, quien se denomina a sí misma como mapuche neta, es su reacción ante la presencia de un posible encuentro con un sobrino travesti. De esta forma, en la perfomance “You will never be a Weye” lo que se busca es la reapropiación de una identidad negada —a través del silencio— por la historia, la religión y el patriarcado, ironizando con trajes que simulan las vestimentas reales –como un disfraz– junto a una peluca sintética.

You will never be a weye 1You will never be a weye 6You will never be a weye 8

 

Tantas veces apümngeiñ

Tantas veces apümngeiñ (2016)

Instalación: Resina, tierra y video. 500×60 cm,

Exposición Memoria Viva, Centex de Valparaíso, Chile.

Exposición “Concurso universitario Balmaceda”, Museo de Arte contemporáneo, Santiago de Chile.

El proyecto “Tantas veces apümngeiñ” nace en torno a la investigación de ejecutados y desaparecidos, 1973-1990, pertenecientes a la nación mapuche de los autores Conrado Zumelzu, Hernán Curiñir y Pablo Silva, Temuco, Enero de 2016. De la lectura de la investigación y posterior selección, se trabajó con 179 de los apellidos mapuches enlistados, los que, en su gran mayoría, realizaban labores vinculadas con la tierra y la agricultura.
La escultura expuesta parte de esta instalación es el reflejo del padre del artista, un hombre con ascendencia mapuche residente de la Región Metropolitana y de oficio feriante. A pesar de no poseer un vínculo directo con el trabajo en la tierra, el actor realiza trabajo directo con vegetales, siendo sus manos y su cuerpo afectados de manera similar a la de un trabajador agrícola.
Tras el cuerpo se extiende la frase “Tantas veces apümngeiñ” desglosada su explicación de la siguiente manera:
Ap (der.d “Af”) Acabar, finalizar, terminar algo. üm: sufijo causativo, que causa algo. Nge: voz pasiva, remueve al agente de la acción y coloca al paciente como sujeto de esta.Iñ: Desinencia verbal para primera persona plural: Nosotros.
Traducción: “Nos hicieron terminar/acabar” (Apümngeiñ) Traducción: Cristián Vargas Paillahueque
La materialidad utilizada en este trabajo consta de tierra extraída en la región de la Araucanía, mezclada con resina. Con estos materiales se construye el cuerpo y el texto.
El video expuesto en la instalación fue grabado en el sector de Collinco, próximo a Licanray, Región de la Araucanía, lugar donde el artista extrae la tierra, prepara para su uso, y finalmente la vuelve a su origen. La imagen está acompañada de un audio de las traducciones al castellano de cada uno de los apellidos elegidos.